Páginas

miércoles, abril 04, 2012

No hay luz

No hay luz en el mundo.
Hasta el último día todo es penumbra para el hombre
y después, nada.
Cuando encontré el amor grande, 
el huracán de mis sentimientos, apenas fue brisa en su corazón.
Un segundo después de nacer, llega la muerte;
y, en ese segundo, tanto duele la vida
que se maldice el tiempo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario