Páginas

miércoles, abril 25, 2012

Mientras haya personas como tú


No es fácil el hombre
como animal de compañía.
La vida es dura sólo por él.
El Mal existe 
y sale de la misma mano que el Bien. 
Sí, pero hay corazones estériles
que sólo saben odiar y humillar. 
¿Cuántos de éstos hay 
según las estadísticas? 
La sociedad es un infierno por su culpa, 
es una construcción absurda que les debemos, 
una ofensa a la inteligencia 
de quienes tenemos capacidad de amar. 
No es paz 
lo que siente uno 
cuando se ve humillado 
por causa de sus sentimientos.
Por todo éso,
cuando, ingenua, abriste al mío 
tu hermoso corazón,
y me diste una hora 
para hablarte de mi sed de amor,
o cuando me nombraste amigo,
dicha que nada ya podrá aumentar,
excepto un sí de tu misma boca,
perdoné,
sí, perdoné a los seres humanos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario