Páginas

miércoles, abril 18, 2012

La Felicidad del Corazón



Quien quiera saciar su corazón, 
no quiera conquistar el orbe,
después de haber mordido una vez el polvo;
quien quiera saciar su corazón
que ame a la mujer que quiere,
aunque le niegue su amor mil veces,
porque si ha conquistado tan sólo una porción del de ella,
es más afortunado que si fuera dueño del Universo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario