Páginas

domingo, abril 29, 2012

Desde la Oscura Tristeza

Desde la oscura tristeza que siento ahora,
desde mi dolor sombrío,
sólo veo agonía en las horas del Hombre.
Aunque se entregue,
libre de la mala conciencia,
jóvenes aún sus sentidos,
a la satisfacción de todas sus inclinaciones,
aunque olvide sus miserias
y, creyéndose inmortal,
juegue a ser libre,
aunque huya de sí mismo
y extravíe su mente en el estruendo de las multitudes,
aunque busque la felicidad
errando por el mundo
y no conozca más patria que su alegría,
negros, muy negros son los días del hombre
y su dicha se acaba pronto
porque no es mundo éste para el placer
sino para el Mal y la Muerte.




miércoles, abril 25, 2012

Mientras haya personas como tú


No es fácil el hombre
como animal de compañía.
La vida es dura sólo por él.
El Mal existe 
y sale de la misma mano que el Bien. 
Sí, pero hay corazones estériles
que sólo saben odiar y humillar. 
¿Cuántos de éstos hay 
según las estadísticas? 
La sociedad es un infierno por su culpa, 
es una construcción absurda que les debemos, 
una ofensa a la inteligencia 
de quienes tenemos capacidad de amar. 
No es paz 
lo que siente uno 
cuando se ve humillado 
por causa de sus sentimientos.
Por todo éso,
cuando, ingenua, abriste al mío 
tu hermoso corazón,
y me diste una hora 
para hablarte de mi sed de amor,
o cuando me nombraste amigo,
dicha que nada ya podrá aumentar,
excepto un sí de tu misma boca,
perdoné,
sí, perdoné a los seres humanos.


domingo, abril 22, 2012

Himno a la Libertad

No quiero el blando yugo
de la utilidad razonable
unciendo el destino del hombre
hasta que la asquerosa muerte
lo acabe de aplastar.
Lanza conmigo, si de verdad eres libre, este grito de júbilo,
que quiere salir de las entrañas dormidas del alma:
¡Nada detiene al espíritu,
cuando, tenaz, lucha por la felicidad!

Quiero olvidar para siempre
el agrio sabor de la autocompasión,
que es un menosprecio apasionado,
y aunque, adentrándome en la verdad,
no encuentre más que  flores extrañas,
arrojar a un pozo abismal
las cadenas del alma.
¡Nada detiene al espíritu,
cuando, tenaz, lucha por la felicidad!

Que tu espíritu no abomine desconocer cuanto amas
pues la auténtica niebla que amenaza tu vida
es la luz bajo la que vigila tu aliento, mezquina,
la falsa Razón.
Adéntrate en la verdadera Luz,
clara como una estrella,
que mana de tu corazón.
¡Nada detiene al espíritu,
cuando, tenaz, lucha por la felicidad!






miércoles, abril 18, 2012

La Felicidad del Corazón



Quien quiera saciar su corazón, 
no quiera conquistar el orbe,
después de haber mordido una vez el polvo;
quien quiera saciar su corazón
que ame a la mujer que quiere,
aunque le niegue su amor mil veces,
porque si ha conquistado tan sólo una porción del de ella,
es más afortunado que si fuera dueño del Universo.


domingo, abril 15, 2012

Una Vez Más


El hombre es un monstruo de ojos empañados
que no le dejan ver la verdad.
Una vez más, con ofensas graves,
he perturbado tu honor,
amiga, por mi vil cobardía,
y, aunque mi rostro merecía
ser hundido en el estiércol de la más sucia pocilga,
si no por ti, 
por brazos más fuertes que vengaran esta ignominia,
tú, alma bondadosa,
sólo con el silencio te has vengado.
Devuélveme tu palabra,
aunque sólo sea por mi afecto pertinaz,
que no lo ha podido derribar
un millón de amigos,
empeñados en que te olvide,
como si se pudiera ir al Paraíso Celestial
sin haber sido tu amigo en la Tierra,
Ángel de Luz, Generosidad y Nobleza.
Pero, si ya en tu pecho se ha agotado
tu digna paciencia,
al menos concédeme tu perdón
para no vivir,
aunque bobo, mediocre y miedoso,
con el peso de tu rencor,
hasta el día de mi amarga muerte,
y yo, a cambio,
 te desearé, en el dolor de mi despedida,
una vida colmada de felicidad.


miércoles, abril 11, 2012

Siempre a la misma distancia



Mi destino 
siempre está a la misma distancia. 
Tal vez no he nacido 
para llegar hasta allí. 
Tal vez es sólo un sueño 
para no desesperar


domingo, abril 08, 2012

Dos Bellezas





A una de estas dos orquídeas
quiero con el corazón
y la otra es muy pequeña
y le tengo devoción.
No habrá flores más bonitas
en ningún otro rincón.

miércoles, abril 04, 2012

No hay luz

No hay luz en el mundo.
Hasta el último día todo es penumbra para el hombre
y después, nada.
Cuando encontré el amor grande, 
el huracán de mis sentimientos, apenas fue brisa en su corazón.
Un segundo después de nacer, llega la muerte;
y, en ese segundo, tanto duele la vida
que se maldice el tiempo.



domingo, abril 01, 2012

Lo más bonito de mi vida

La vida de un príncipe,
futuro rey de Thèramon, de Alderaan o Camelot,
la iluminaría tu amistad 
con una resplandeciente luz de felicidad;
¿y la mía, que ha transcurrido
entre sombras, dolor y agonía,
gris, triste y monótona,
vacío tránsito por la mediocridad más desesperante,
no iba a brillar más que la Vía Láctea
cuando recibí
el soberano don de ser tu amigo?
Has traído la libertad a mi corazón,
que, afligido por una insondable soledad,
sólo sabía entregarse al frío sarcasmo
y, aun sin saber amar, reclamaba justicia,
inicuo y autoritario,
contra mi dolorido abandono.
Guardo para siempre, en mi pecho,
el calor de tu mirada, la fuerza de tus palabras,
la verdad de tu afecto, tu belleza y bondad
como agua que llega en medio de la sed extrema.
Un aguijón, pese a todo,
aunque sólo uno,
clavaste sin misericordia en mis entrañas,
amiga del alma,
pues no despierto en ti
un amor parecido
y las flechas de ese niño, a veces ruin,
no han cegado tus ojos ni tu entendimiento
para que disculpes mis tachas del cuerpo y la mente
y, a veces, aún me embriaga, amiga mía,
el sueño imposible de que, algún día,
enamorada,
busques tu nombre en mi boca.
Déjame que sueñe, preciosa mía,
con rescatarte de las manos de Darth Vader
y llevarte en mi Halcón Milenario
y ser para ti, si quieres,
incluso Jabba el Hutt.