Páginas

domingo, marzo 25, 2012

Tu Nombre Propio

Tengo nombres propios en el corazón,
palabras que sólo él puede pronunciar,
emociones ante lo más puramente concreto,
presentimientos de realidad,
son nombres de agua y aire,
mas, sólo cuando pronuncia el tuyo,
me devuelve a la vida.

La palabra secreta que te nombra
es de gracia y belleza,
de calidez y franqueza,
y mi corazón te guarda
entre todos los otros nombres,
mas, sólo cuando pronuncia el tuyo,
me devuelve a la vida.

Dice mi corazón infinidad de nombres
hermosos,  ingratos o indiferentes,
y, ya que no he de causarte más dolor y dejarte libre,
yo quisiera oírle hoy
cualquier otro que no fuera el que te llama,
mas, sólo cuando pronuncia el tuyo,
me devuelve a la vida.

Mi inteligencia ha luchado, amada,
por dominar mi pasión,
pues muero porque amo a quien me desprecia;
quisiera encontrar otro nombre
que mi espíritu silabeara con las luces del amor,
mas, sólo cuando pronuncia el tuyo,
me devuelve a la vida.

Amada, mi corazón te pronuncia,
me canta tu condición en tu realidad precisa,
más bella que las flores, más dulce que los sueños;
perdido, muerto estoy si no calla
o, prudente, busca otro nombre con el que confortarme,
mas, sólo cuando pronuncia el tuyo,
me devuelve a la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario