Páginas

miércoles, marzo 21, 2012

Hoy despierto


Hoy despierto,
mezquina,
de tu encantamiento.
Mi corazón no te conocía,
amaba un sueño que nunca ha existido
con la fuerza del Cosmos
cuando tú apenas me has dado
una limosna mancillada con tu saliva.
Ríe, ríe, ríe,
ríe, niña, confiada en tu poder,
mas por mucho que rías
no expulsarás
a tu demonio,
el demonio del amor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario