Páginas

miércoles, marzo 14, 2012

Creeme

Las raíces de este amor
se alimentan de la verdad y la necesidad
y el agua que las riega
es tu digna nobleza;
las ramas quieren crecer 
hacia el paraíso de tu mirada
y las hojas dan sombra 
a mi desesperanza.
Cuanto hay en este afecto supremo
es impulso de generosidad
y desprecio de toda falsedad,
¿por qué, entonces,
detestas mis palabras más hondas,
las que brotan del manantial de mi alma?


No hay comentarios:

Publicar un comentario