Páginas

domingo, diciembre 18, 2011

Libre


Dedico este soneto a la gente 
a la que no he sabido entender.

Luis Rafael García Lorente



Un solo amor, vino es de soledad
que pronto nos embriaga de egotismo;
solo una meta, un áureo conformismo;
solo una entrega de alma, una maldad.

Por eso os digo esto, escuchad:
que amar a muchos es un altruismo,
y es libre el que lo sienta en sí mismo,
que el néctar es de la felicidad.

Custodia el Mariscal su territorio
porque no quiere más que a su nación
y a las vecinas va el supositorio

que causa, cuando entra, una explosión.
¡Maldito sea, ay, cualquier villorrio,
donde no quepa cada corazón!

No hay comentarios:

Publicar un comentario