Páginas

sábado, diciembre 03, 2011

En mi Pecho

Nuestros días son sólo humo fugaz,
y en la tempestad del tiempo,
apenas duramos lo que un rayo.
Pero a lo que yo guardo para ti en mí pecho
poco le importa la muerte,
pues tú lo has hecho brotar
y vivirá para siempre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario