Páginas

domingo, octubre 16, 2011

Deseo



A ella.
No es fácil hacerlo, pero te amo.

Luis Rafael García Lorente

¿Qué quieres?
¿Alas para volar,
que la muerte sea sólo un sueño,
beber el brevaje que beben los dioses,
que llueva oro durante tres horas,
que haya gatos en la luna...?
¿Y por qué a ella sí?

4 comentarios:

  1. pues no lo se que fácil sería ver los gatos volando, elefantes marcianos, no se sabe realmente porque se ama a alguien, la muerte es sólo un estado

    ResponderEliminar
  2. Yo sí lo sé, Susana, se ama a una persona porque lo merece de nosotros, pocas veces se equivoca el corazón. Lo que ocurre es que no siempre está dispuesta a corresponder o, también, que lo merece pero sólo una semanita o dos. Pero te aseguro yo que esa a la que he escrito el poema merece todo mi amor y aún así no le hago suficiente justicia a su valía porque ella es una realidad tan rara y milagrosa como los elefantes marcianos y los semáforos bajo el mar. :D .
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. me encanta este poema.
    El corazón respondería, sin duda:
    porque no puedo evitarlo, porque nací para amarla, porque por ella existo.

    Y el corazón ignora que en algún lugar del universo existe otro corazón, que no es el de ella, por más que a él le gustaría, otro corazón que late por él, aunque él no lo sepa, aunque él no pueda corresponderle.

    ResponderEliminar
  4. Mi querida Bea, esa chica que quiero ahora es alucinante y, si no me equivoco, tú la conoces, pero cada vez que quiero dejarla no puedo, me siento paralizado, no me funcionan las manos sobre las teclas, los ojos lloran, mi garganta solloza. Estoy, hablando en plena justicia, atrapado. Si sabes de quien te hablo, convéncela para que no sea tan hermosa.

    ResponderEliminar