Páginas

domingo, octubre 30, 2011

Decepción

(Este poema habla de unos amantes
que han caído torpemente en la rutina)




Sólo importan las miradas
cuando escucha el corazón;
cuando escucha el corazón,
sólo importa el calor de una voz
o el tacto de una mano.
No hay sitio para más
en nuestras saturadas almas.
Por eso sé
que ya no hay amor.

2 comentarios:

  1. La rutina lo va matando todo. Cuando ya no hay sorpresas y pierdes el encanto por las cosas pequeñas. Cuando hay silencios que ensordecen, la rutina ya ha hecho su aparición. A veces es inevitable otras veces dicen que se puede volver a revivir la llama que una vez estuvo encendida.
    Un abrazo luis!

    ResponderEliminar
  2. A quien queremos de verdad, jamás le tendremos como una costumbre más, Endless Love, porque sólo seguimos viviendo gracias a una persona así.

    Un abrazo, Susana.

    ResponderEliminar