Páginas

lunes, octubre 31, 2011

Quédate aquí



Aunque tenga que amarte sólo a través
de la Poesía, siempre estarás a mi lado,
pues yo te he mirado al fin a los ojos y tú
a los míos.  Tuyo es este poema, 
sin tus bellezas, jamás se habría escrito.

Luis Rafael García Lorente

¿Quién soy yo
para atarte a mi?
Tan sólo la sombra de un hombre,
que ha osado aspirar a un bien tan alto.
Pero has de escuchar mis ruegos,
sólo porque he apostado por ti;
sólo porque he arriesgado a todo o nada mi corazón,
que ahora derrama lágrimas
y, angustiado,
tiembla ante tu impiedad.

No te vayas.
 Si te fueras, ya no quedaría nada;
si te fueras,  
incluso una lámpara sobre una mesa,
un árbol encerrado en un jardín,
se volverían enigmas para mí.
No hay otro objeto en mi corazón
que alcanzarte y amarte todos los días que me restan,
aunque, mohíno, sólo acierto
a temer por nuestra libertad.

domingo, octubre 30, 2011

Preguntas


Para mi hermosa Dulcinea, 
descomunal secuestradora de mi corazón.
Un pájaro que viera quebradas sus alas
en el centro de un inmenso erial
 no sentiría mayor angustia, 
temeroso por su vida, 
que yo ante tu obstinado y cruel desdén.

Luis Rafael García Lorente


Eres el sueño que mueve mi vida,
soñado
el primer día que vi la luz del sol;
¿estoy yo en los sueños
que agitan tu corazón?

Miro tu rostro y veo
dulzura y sufrimiento;
¿puedo detener en él la mirada
y, perdiéndome en el enigma de tus ojos,
soñar con que me miren algún día?

Tu contagiosa alegría
me haría dichoso
si alguna vez no la enturbiaran mis solicitudes;
¿alguna vez seré yo
el que te haga feliz?

Tu presencia
es para mí,
 una hermosa sensación de plenitud y alivio;
¿si yo te necesitara para siempre, jueza temible,
te apiadarías de mí?

Decepción

(Este poema habla de unos amantes
que han caído torpemente en la rutina)




Sólo importan las miradas
cuando escucha el corazón;
cuando escucha el corazón,
sólo importa el calor de una voz
o el tacto de una mano.
No hay sitio para más
en nuestras saturadas almas.
Por eso sé
que ya no hay amor.

viernes, octubre 28, 2011

El Ultimo Día

Dedico este poema a mi amiga Montse C.


¿Tendrá piedad de mí la tiranía del dolor,
que persigue mi vida,
el último día?
Si me marcho con soledad en el alma,
si nadie me ha traído un amanecer,
si todo ha sido decepción
y no he visto más que rocas en mi camino,
¿a quién lanzaré mi adiós?
¿Quién me lo querrá tomar?
¿Qué quedará de mí
cuando las volutas de mi último aliento
se aquieten en el aire?


jueves, octubre 27, 2011

Agridulce

Dedico este poema a mi amada.
No he encontrado mayor prueba
de amor hoy que pensar en la pena
dichosa de una madre, en tu pena dichosa. 

Luis Rafael García Lorente



Dar la vida, amada,
es agridulce.
Es agrio 
el dolor de este mundo,
al que traes
al ser que más amas.
Es agrio
el cuidado temeroso de su bienestar,
siempre amenazado,
siempre en tu dolorida conciencia.
Es agrio
el desagradecimiento de ese ser,
que no devuelve ni la mitad
de tu prodigioso amor.
Pero es dulce
saber que ha estado en tus entrañas,
y que nunca te sentirás sola
pues tu corazón le ha hecho vivir.
Es dulce
cuando te sonríe y te besa
y no ignora
tu importancia.
Es dulce
cuando, por un milagro de la vida
te demuestra,
para tu inmenso gozo,
su felicidad.

sábado, octubre 22, 2011

Cupido

A los enamorados no correspondidos,
santos mártires torturados por un dios todo terneza, 
como suele ser normal entre  torturadores.

Luis Rafael García Lorente


Dicen que tienes alas de pluma y un arco de madera,
rata de corazones,
pero yo sé que cuentas con moderno armamento.
Pilotas un caza y disparas
fuego a discreción.
Daños colaterales
son los ejércitos de enamorados
que atormentas con tus heridas
víctimas de tu guerra humanitaria


viernes, octubre 21, 2011

El Amor

Por supuesto, a ella.
Mi corazón sufre y vela porque no te ve feliz
pero ¿qué puedo hacer yo si sólo soy un loco
que no sabe más que estropearlo todo?

Luis Rafael García Lorente



Amor es una ciencia
de las excepciones,
puedo ver lo que eres
donde las palabras y las formas
no llegan ya.
Querer es el conocimiento
de lo que amamos
en su más pura concreción.
Por eso cuando más te ame
será cuando más misteriosa sea
mi representación de ti.


jueves, octubre 20, 2011

Yo

¿Y a quién más propiamente puedo dedicar este poema?
¿Al que sella con su tampón certificados sin fin,
feliz en su cómodo asiento, la barba bien rapada, bigote
para mostrar una cierta respetabilidad y que encuentra
sumamente interesante hablar de conservas y neumáticos?
¡Ni hablar! Se lo dedico a ella. 
A ti, sexi treintañera, más dulce para este abuelete feo 
que te está hablando que un caramelo de nata
y mas amarga que la misma muerte y el mismísimo fracaso.

Luis Rafael García Lorente



Hay ratas con sarna y llagas purulentas
a las que sus asquerosas semejantes da asco acercarse;
hay gusanos que ningún pájaro quiere comer;
hay yogures 60 días caducados que ni siquiera abren
los mendigos que saben leer;
hay sustancias de emanaciones tan infectas
que incluso las moscas temen poner sobre ellas sus
sucias patitas;
hay billetes de 500 euros tan manchados de sangre
que quien llegara a verla se entregaría
a la pobreza más retirada;
y yo soy un enamorado tan ridículo,
insignificante y desafortunado
que me rechazaría la mujer menos solicitada y hermosa,
¿cuanto más la dueña de esos ojos de chocolate y miel,
esos labios de terciopelo
y ese alma tan llena de decisión y fortaleza...?

domingo, octubre 16, 2011

Deseo



A ella.
No es fácil hacerlo, pero te amo.

Luis Rafael García Lorente

¿Qué quieres?
¿Alas para volar,
que la muerte sea sólo un sueño,
beber el brevaje que beben los dioses,
que llueva oro durante tres horas,
que haya gatos en la luna...?
¿Y por qué a ella sí?

jueves, octubre 13, 2011

El Aldeano

Lo dedico a la que no ha llegado ahora a mi 
alma sino que siempre ha pertenecido a ella
sea cual sea el destino que tengan nuestras vidas.
Es para ti, que sabes quién eres.

Luis Rafael García Lorente


Bella habitante de Susa
de triste mirada,
en el monstruoso ejército de Jerjes
sólo soy uno más.
Es muy probable que muera
atravesado el gaznate
por una flecha de los griegos astutos,
así lo dice el oráculo que un sacerdote de mi aldea
pronunció frente al fuego sagrado.
Por casualidad,
caminando por esta ciudad,
vi este hermoso jardín,
y en él la más bella flor que he visto jamás.
Me llevo una espina
prendida en el corazón,
y cuando en muy lejanas tierras
el terror de la guerra acongoje mi alma,
la fatiga y el hambre castiguen mi cuerpo
y mis ojos me muestren los patéticos estragos del Mal,
habitante del alma humana,
aun querré vivir,
desearé oler el aire y saciarme de agua fresca
y bañarme en los ríos de Grecia
y comer la fruta de los huertos abandonados.
El último día de mi vida,
si por la piedad del dios Ahura Mazda
mi destino mejora
y no muero en la guerra,
Tampoco el vacío tortura será de mi alma
y, si lloro, será sólo por la alegría
de haber conocido
este plácido jardín
en un día de la Tierra.

domingo, octubre 09, 2011

Cuéntame tus deseos

A esa hechicera que ha hecho brotar un jardín
de mil colores en el erial de mi corazón

Luis Rafael García Lorente




Ay, amor mío,
tu piel es seda
que teje la noche atrapando mis deseos,
cada uno de tus sueños, desvelos míos
que en inquietud se resuelven,
tus ojos, un ansiado puerto
para un Ulises loco de nostalgia,
tu voz, mi paraíso de aire
cuando me nombres,
tus labios, puerta de tu alma,
que enseñará a mi boca el camino 
para abarcarte,
tu capricho, la luz a la que mi alma 
toda se entrega,
y puesto que nada fuera del amor es real,
sólo porque te amo vivo.


Yo mismo me cuento tus deseos,
pues una sola palabra
sale simultánea de nuestras dos bocas
para alabar a nuestro dios,
el dios que empuja
al uno hacia el otro,
y hace de nuestras almas sedientas
manantial infinito para los dos.
Quiere mi cuerpo
llenarse del tuyo, amor mío,
convertirte en presa de su indomable apetito
y jamás soltarte
excepto cuando el instinto
ya no nos pida más tributo
que el reposo a nuestras fatigas.

Sólo la pasión
ardiente de mi pecho,
respirando en ti,
hecha mar, hecha oleaje,
latido desesperado que te ansía
y que se embriaga contigo,
me salvará
cuando, naufragados ambos en nuestro deseo,
nuestros cuerpos,  unidos,
luchen por alcanzar la orilla.





jueves, octubre 06, 2011

Desasosiego

A Chis y Paco,
vecinos míos en la tierra del corazón.


Abro los brazos
pero veo que el mar no es mío;
respiro hondo
pero no huelo el infinito;
cierro los ojos
pero no encuentro a Dios;
contemplo los árboles
pero no me transformo en uno de ellos;
imploro a la vida,
suplico piedad,
espero compasión,
pero el telón vuelve a caer
y el tiempo ha marcado
otro paso más
hacia el seguro puerto de la horrenda muerte.

domingo, octubre 02, 2011

El Caballero Andante



Princesa, el palacio que me acoge,
hoy en mi rumbo a Camelot,
gobernado por vuestro sabio cetro
y resplandeciente por la luz de vuestra belleza,
me hace un hermoso homenaje
con la más ingeniosa y dulce música
que jamás ha sonado en la Tierra,
tocada por vuestros vasallos ahí fuera.
Vuestras arcas se han abierto generosamente,
para ofrecerme ricos dones
como manda la ley de la hospitalidad.
Los alimentos que me habéis dado
se me han servido sobre mesa de marfil
y escudillas de oro.
El sol a su ocaso ha llegado
con mucha amabilidad
después de que yo cruzara el puente,
y la luna ilumina el exterior ahora
para que mi caballo
se vea comer su cebada.
Los búhos ululan
para que yo no me duerma todavía
y el vino que en exceso he bebido
me embriaga para que me anime
a pediros lo que vuestra alteza
tiene entre las piernas
que lo tenéis para que yo me goce.