Páginas

domingo, septiembre 25, 2011

Broche de latón.

¿Y si el frío del próximo invierno,
desnudando de amor caminos y pueblos,
trajera a mi alma brasas de hielo?
¿Y si te fueras más lejos todavía
olvidando mis palabras de amor
porque para ti no son más que palabras?
No quiero que me abandones,
aunque sólo te ate a mí la sombra de la amistad,
prométemelo,
prométemelo como si me prometieras el milagro
de no extraviar jamás un broche de latón
que un día recogiste en la calle
y sólo por casualidad
guardaste en tu mano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario