Páginas

jueves, agosto 04, 2011

Mi Pasión


Dicen los hijos de la frivolidad
que mi pasión eterna
se curará en pocos días.
Pero mi amor no es juguete inerte del tiempo
sino el hijo más amado de mi libertad.
Quiero ser uno contigo, amada,
porque tú eres la ignota raíz que me sustenta,
y la luz adonde se dirigen mis ramas,
la orilla hacia la que se afanan mis olas
aquel latido al que no puedo renunciar mañana
porque todavía lo recordará
el polvo de mis huesos en la tumba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario