Páginas

jueves, agosto 18, 2011

Alba


Sí, te quiero.
Pese a que tu corazón está cerrado.
Pese a que tu sueldo es de esclavo.

Te quiero
por esta luz.

2 comentarios:

  1. La luz que emana la persona amda es mucho más valiosa que cualquier sueldo. Maravillosa entrada.
    Buenos días.

    ResponderEliminar