Páginas

miércoles, julio 20, 2011

Serviles



A los peces bajo el agua no se les pide servilismo
ni a los pájaros que vuelan
sobre nuestras cabezas,
ni al viento,
el sol,
los mares,
las estrellas.
Al Grito no se le pide servilismo,
ni a la Alegría o el Amor.
A la noche, la aurora, el huracán o la lava
no se les pide servilismo
ni a la Libertad,
la Vida,
la Belleza o la Verdad.
¿Por qué entonces al hombre sí se le pide?
¿Qué gana el hombre acorralado por el miedo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario