Páginas

lunes, julio 18, 2011

Lo que soy para ti


Muriendo poco a poco,
con cada palabra que me dedicas,
fría,
distante,
cada vez más lejos,
cada vez más amargo el sabor de tus palabras.
El sino me ha puesto otra vez ante el detestable amor,
para que no muera y para matarme.
Soy como un barco al que le niegan el mar,
el horizonte,
y el espacio,
la vida,
el movimiento,
el sol,
la sal.
Soy alma a la que niegas el atardecer junto a ti,
descubrirte y sentirme amanecer,
besarte y beber el fuego que hay en tus labios,
sentir mi quilla avanzando sobre el agua
agua de tiempo,
agua de amor,
agua de fuego.
Todo me lo niegas, todo me lo quitas,
porque alejas de mí tu corazón,
y lo guardas para otro pecho.

(12/7/2011)




No hay comentarios:

Publicar un comentario